Informaciòn Comercial > Economía

Primer satélite lunar chino termina con éxito viaje a la Luna

【 Color Palette:
Publishing Date: 2007-11-24 12:26:55

BEIJING, 7 nov (Xinhua) -- El Chang'e I, el primer satélite  lunar de China, concluyó esta mañana su viaje de 1,58 millones de  kilómetros al incorporarse con éxito a la órbita final diseñada,  en la que comenzará sus investigaciones científicas. 

     La sonda, siguiendo las instrucciones emitidas por el Centro  de Control Aeroespacial de Beijing, empezó su tercera maniobra de  frenado a las 08:24 (00:24 GMT) y se acopló a la órbita circular  polar de 127 minutos hacia las 08:35, una vez completada la  maniobra. 

     Las imágenes transmitidas por la televisión mostraban a Luan  Enjie, comandante jefe del proyecto del satélite lunar, y a Sun  Jiadong, diseñador jefe del proyecto, felicitándose efusivamente  tras la maniobra final.  

     "Hoy ponemos el broche de oro al largo vuelo de la sonda a la  Luna", destacó Luan.  

     "El satélite se incorporó hoy a la órbita de trabajo diseñada a tiempo y de forma muy precisa", afirmó Sun, quien ha trabajado con Luan durante más de una década para desarrollar, experimentar, y  llevar a cabo el ambicioso proyecto lunar.  

     "La sonda se desplazará a lo largo de la órbita a una altitud  estable de unos 200 kilómetros sobre la superficie lunar, pasando  en cada giro por los dos polos", afirmó Wang Yejun, ingeniero jefe del centro de control. 

     La órbita circular es también el destino final de la sonda,  donde se prevé que comenzará a llevar a cabo todas la tareas  planificadas de exploración científica. 

     "La incorporación precisa del satélite a la órbita ha sentado  una base sólida para su futuro trabajo. Confiamos en que el  Chang'e I continúe cumpliendo sus objetivos paso a paso", indicó  Ma Xinrui, director general de la Corporación de Ciencia y  Tecnología Aeroespacial (CASTC, siglas en inglés), responsable de  la fabricación y diseño del cohete portador y el satélite. 

     El Chang'e I pesa 2.350 kilos y está equipado con una cámara  estéreo, un espectrómetro de rayos X y gamma, un altímetro láser,  un detector de microondas, un detector de iones de baja intensidad, y un detector de partículas energéticas solares. 

     "En la actualidad, todos los equipos del satélite se encuentran en buen estado. El siguiente paso será mantener la comunicación  con el satélite y mantenerlo en la órbita", dijo Zhang He,  directora del instituto de investigación de tecnología espacial de la CASTC. 

     Entre las misiones de la sonda se encuentran el estudio en tres dimensiones de la superficie lunar, el análisis de la abundancia y distribución de elementos en la superficie lunar, la investigación de las características del regolito lunar (capa de sustancias  pulverizadas sobre la superficie) y la exploración de las  particularidades del espacio que separa la Tierra y la Luna. 

     "Una de sus principales tareas es detectar los elementos  minerales de la Luna, especialmente aquellos inexistentes en la  Tierra", subrayó Zhang. 

     El regolito lunar es abundante en gas helio-3, un combustible  limpio que podría satisfacer la demanda energétina del planeta  durante más de un siglo, si bien todavía es necesaria una gran  labor investigadora para su utilización con tales fines, explicó. 

     El Chang'e I fue diseñado originalmente para permanecer un año  orbitando la Luna, sin embargo un investigador ha indicado que el  combustible ahorrado por la precisión de las maniobras realizadas  permitirá ampliar su vida útil. 

     El primer satélite lunar chino recibe su nombre de una  legendaria diosa de la mitología china que voló a la Luna. El  pasado 24 de octubre el Chang'e I fue lanzado al espacio a bordo  de un cohete portador Gran Marcha 3A desde el Centro de  Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia suroccidental china de Sichuan. Fin 

Latest news
Hot news
Related news