Informaciòn Comercial > Economía

Primer satélite lunar chino se incorpora a la órbita de la Luna

【 Color Palette:
Publishing Date: 2007-11-25 16:01:46

BEIJING, 5 nov (Xinhua) -- La primera sonda lunar china,  Chang'e I, completó hoy con éxito su primera operación de frenado  en el momento de mayor cercanía a la Luna (perilunio) y comenzó a  orbitar en torno al satélite terrestre esta mañana. 

     El Chang'e I, siguiendo las instrucciones del Centro de Control Aeroespacial de Beijing (CCAB), empezó su maniobra de frenado a  las 11:15 (03:15 GMT) cuando se encontraba a unos 300 kilómetros a la Luna y entró en la órbita lunar hacia las 11:37 (03:37 GMT),  una vez completada la maniobra, informó el CCAB. 

     "Tras esa maniobra, el Chang'e I se convirtió en un satélite  circunlunar, marcando un nuevo hito en la historia aeroespacial de China y también el primer paso de la exploración del espacio  profundo del país", destacó Sun Laiyan, subdirector de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Industria de Defensa Nacional. 

     "Hasta el momento, cada paso del proyecto lunar se ha llevado a cabo de forma casi perfecta", añadió. 

     La maniobra de frenado fue realizada a tiempo para desacelerar  la sonda, permitiéndo que ésta fuera capturada por la gravedad  lunar para convertirse en un satélite circunlunar, explicó Wang  Yejun, ingeniero jefe del CCAB. 

     La sonda alcanzó una velocidad de unos 2,3 kilómetros por  segundo al situarse en su perilunio. Una maniobra de frenado  excesivamente temprana la alejaría de la Luna, mientras que un  retraso en la maniobra provocaría una colisión. 

     Tras la maniobra de frenado, la velocidad de la sonda fue  reducida a 1,948 kilómetros por segundo, con la que se desplaza en la actualidad en una órbita lunar elíptica de 12 horas, con un  perilunio de unos 200 kilómetros y un apolunio de unos 8.600  kilómetros.  

     "La órbita en la que se desplaza el satélite coincide  completamente con la diseñada y su velocidad se sitúa en términos  normales", indicó Ji Gang, ingeniero de la sección de monitoreo y  control del programa lunar. 

     La sonda realizará otras dos desaceleraciones en los próximos  dos días para reducir en mayor medida su velocidad e incorporarse  a una órbita circular en la que iniciará sus funciones de  investigación.  

     El satélite permanecerá durante un año en la órbita circular de 127 minutos, a unos 200 kilómetros de la superficie lunar.  

     El primer satélite lunar chino recibe su nombre de una  legendaria diosa de la mitología china que voló a la Luna. El  pasado 24 de octubre el Chang'e I fue lanzado al espacio a bordo  de un cohete portador Gran Marcha 3A desde el Centro de  Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia suroccidental china de Sichuan. 

     La sonda concluyó su cuarta transferencia orbital el 31 de  octubre, cuando se desplazó de la órbita de transferencia Tierra- Luna. 

     Anteriormente se desplazó en torno a la Tierra y experimentó  tres transferencias orbitales, las cuales desplazaron al satélite  de una órbita de 16 horas con apogeo de 50.000 kilómetros, a otra  de 24 horas y apogeo de 70.000 kilómetros y una tercera de 48  horas y 120.000 kilómetros de distancia máxima con la Tierra. 

     El 2 de noviembre, el centro de control logró realizar una  corrección orbital para asegurar que el Chang'e I se desplazaba en la órbita establecida. 

     De acuerdo con un miembro del equipo de control, una segunda  corrección prevista para el 3 de noviembre fue finalmente  considerada innecesaria, ya que el satélite se desplazaba sin  desviación en la trayectoria esperada. 

     Según el programa, Chang'e I transmitirá sus primeras imágenes  de la Luna a finales de noviembre y continuará con sus  exploraciones científicas durante un año. 

     El orbitador pesa 2.300 kilógramos y está equipado con una  cámara estéreo, un espectrómetro de rayos X y gamma, un altímetro  láser, un detector de microondas y un detector de iones de baja  intensidad, además del mencionado detector de partículas  energéticas solares. 

     Entre sus misiones se encuentran el estudio en tres  dimensionesde la superficie lunar, el análisis de la abundancia y  distribución de elementos en la superficie lunar, la investigación de las características del regolito lunar, la capa de sustancias  pulverizadas sobre la superficie y la exploración de las  particularidades del espacio que separa la Tierra y la Luna. 

     En esta misión lunar, China ha invertido 1.400 millones de  yuanes (187 millones de dólares) desde principios de 2004.  

     El lanzamiento del satélite lunar marca el primer paso del  programa lunar diseñado por China, que consta de tres etapas, y  que comprende un alunizaje y el lanzamiento de un vehículo  motorizado que recorrerá la superficie lunar en 2012.  

     En la tercera fase, prevista para 2017, otro vehículo similar  recogerá muestras para la investigación científica y regresará a  la Tierra.  

     China realizó su primer vuelo espacial tripulado en octubre de  2003, convirtiéndose de este modo en el tercer país del planeta en lograr esta gesta espacial después de la antigua Unión Soviética y Estados Unidos. En octubre de 2005 China concluyó con éxito su  segundo viaje espacial tripulado, esta vez con dos astronautas a  bordo.  

     El pasado mes de septiembre Japón envió en el espacio su  primera satélite circunlunar "Kaguya", cuyo nombre proviene de la  princesa de la Luna, figura que procede de las leyendas japonesas, mientras India, por su parte, tiene planeado el lanzamiento de su  propia sonda lunar el próximo abril.  

     En este aspecto, Luan Enjie, comandante en jefe del proyecto  del orbitador lunar chino, enfatizó que China "no se involucrará  en una carrera lunar de ninguna manera con ningún país".  

     "Con el principio de perseguir una política de uso pacífico del espacio, China compartirá los logros de su exploración lunar con  todo el mundo", manifestó a Xinhua. Fin 

 

Latest news
Hot news
Related news