Informaciòn Comercial > Economía

Funcionarios chinos serán investigados si fallan en reducción de emisiones

【 Color Palette:
Publishing Date: 2007-11-30 11:17:28

BEIJING, 29 nov (Xinhua) -- Los funcionarios o dirigentes  empresariales chinos que no cumplan con el objetivo gubernamental  de ahorrar energía y reducir las emisiones contaminantes  afrontarán una evaluación negativa de su desempeño anual, declaró  hoy un funcionario encargado de la protección ambiental. 

     "El fracaso o el éxito en el cumplimiento de las metas  medioambientales se ha convertido en una parte importante de la  evaluación del desempeño de los gobiernos locales", afirmó Zhang  Lijun, subdirector de la Administración Estatal de Protección  Ambiental (AEPA), durante una rueda de prensa en Beijing. 

     Zhang manifestó que la normativa será aplicada en todo el país  y es un "requisito unificado" del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado. 

     En la misma ocasión, Xie Zhenhua, subdirector de la Comisión  Estatal de Desarrollo y Reforma, indicó que los funcionarios que  no hayan cumplido las metas tendrán que explicar en público las  razones al respecto, y también serán objeto de supervisión pública. 

     "Mientras los objetivos de reducir emisiones no sean alcanzados y no se tomen medidas efectivas oportunamente, los funcionarios  responsables tendrán un 'negativo' en sus páginas de evaluación",  aseguró Xie. 

     Los funcionarios gubernamentales o directores empresariales que no cumplan dichas metas, no podrán obtener ningún título honorario en ese año. De igual modo, los proyectos de alta contaminación y  alto consumo energético que se construyen en sus regiones serán  suspendidos, añadió. 

     Zhang señaló que mientras la situación del ahorro de energía y  de reducción de emisiones es "muy severa", las labores a ese  respecto en lo que va de año "han avanzado sin problemas", ya que  los comités del PCCh y los gobiernos a todos los niveles han  redoblado sus esfuerzos en este aspecto. 

     Las estadísticas oficiales de los primeros tres trimestres  muestran que las emisiones de dióxido de azufre de China cayeron  un 1,81 por ciento, mientras que la demanda química de oxígeno ( DQO), un indicador de la contaminación hídrica, se redujo en un 0, 28 por ciento. 

     China, cuyo impresionante desarrollo se está consiguiendo a  costa de un gran consumo de energía y está causando serios efectos negativos en materia ambiental, se comprometió a reducir el  consumo energético por unidad del PIB y las principales emisiones  de agentes contaminantes en un 20 y un 10 por ciento,  respectivamente, entre 2006 y 2010. 

     "Como lo ha prometido, el gobierno chino adoptará todas las  medidas económicas, legales, y administrativas necesarias para  alcanzar las metas obligatorias", destacó Xie.  

     Por su parte, Zhang añadió que para impedir el empeoramiento de las condiciones del agua del país, su institución ha adoptado la  estrategia de "permitir a los principales ríos tener un descanso"  para que recuperen su apariencia natural y sus ciclos ecológicos. 

     El gobierno planea tomar un paquete de medidas, tales como  estrictos controles sobre la descarga de contaminantes,  especialmente materiales tóxicos y peligrosos, para garantizar la  calidad del agua. 

     También se impondrá un estricto control sobre los contaminantes industriales, indicó el funcionario, y añadió que las empresas que descargan contaminantes deben obtener permisos ambientales. Además, las compañías cotizadas en las bolsas de valores deben presentar  sus registros medioambientales para la evaluación pública. 

     Una "política de créditos verdes", que requieren a la AEPA  entregar listas de grandes contaminadores al banco central y a la  comisión reguladora de la banca del país, será promocionada para  determinar el acceso de las empresas contaminadoras a los  préstamos bancarios con base en su actuación frente al medio  ambiente, subrayó Zhang. 

     El funcionario indicó que la AEPA, en cooperación con el  Ministerio de Comercio, fortalecerá su supervisión sobre los  exportadores chinos y prohibirá las exportaciones hechas a costa  de la contaminación medioambiental. 

     Se promoverán los proyectos destinados a "hacer limpias las  aldeas" para resolver los problemas de aguas residuales y basuras  rurales, sostuvo Zhang, y añadió que las regiones con rápido  crecimiento económico deben tomar la iniciativa y ser las primeras en poner dichos proyectos en marcha. 

     El uso de fertilizantes químicos también deberá ser reducido  gradualmente, y los gobiernos locales deberán determinar la esfera de la cría de aves de corral con base en la capacidad ambiental. 

     También se deberán hacer esfuerzos para optimizar las  instalaciones de tratamiento de aguas residuales, incrementar la  capacidad de tratamiento de desechos urbanos, y mejorar el sistema de pago por el tratamiento de aguas residuales.

Latest news
Hot news
Related news