Informaciòn Comercial > Economía

China no muestra clemencia contra corrupción

【 Color Palette:
Publishing Date: 2008-3-11 8:05:33

BEIJING -- Los informes sobre la labor de la  Fiscalía Popular Suprema y del Tribunal Popular Supremo de China,  presentados hoy lunes por el presidente de este tribunal, Xiao  Yang, y el fiscal general, Jia Chunwang, transmiten el mismo  mensaje de que China ha intensificado su lucha contra la  corrupción, pero la situación general continúa siendo grave. 

     El fiscal general dijo que 35 funcionarios a nivel provincial o ministerial, 930 oficiales municipales y cerca de 14.000 a nivel  de distrito o superior, fueron investigados por casos de desfalco, soborno, malversación de fondos públicos durante los últimos cinco años. 

     Por otro lado, el presidente del Tribunal Supremo Popular, dijo que los tribunales chinos han juzgado y emitido sentencias sobre  120.000 casos relacionados con delitos de desfalco, soborno y  negligencia en el cumplimiento del deber, con un incremento del 12, 15 por ciento en comparación a los datos del lustro anterior.  

     "Aunque el mecanismo anti-corrupción del país, que está en  proceso de construcción, ha jugado un papel importante a la hora  de controlar el aumento y proliferación de las prácticas corruptas, la situación general sigue siendo preocupante," señaló Mu Ping,  diputado de la Asamblea Popular Nacional (APN, parlamento chino) y jefe de la Fiscalía Popular de Beijing. 

     Mu afirmó que los principales casos de corrupción que se  produjeron en Beijing implicaron el mayor volumen de dinero  ilícito durante los últimos tres años respecto al que se había  registrado anteriormente. 

     El primer ministro chino, Wen Jiabao, afirmó la semana pasada  en su informe sobre la labor del gobierno que "colocaremos en un  lugar más destacado la lucha contra la corrupción y el fomento de  la moralización administrativa y la combatiremos de manera  inequívoca".

La pena de muerte se ha aplicado de forma "estricta, prudente y justa" a una "pequeña cantidad" de  graves delincuentes en China, después de que el Tribunal Popular  Supremo (TPS) recuperara la facultad de revisar las sentencias de  muerte dictadas por las cortes provinciales en enero de 2007,  afirmó el máximo magistrado chino, Xiao Yang. 

     Al presentar el informe de trabajo del TPS ante la sesión de la XI Asamblea Popular Nacional (parlamento), Xiao, también  presidente del TPS, aseguró que "los trabajos de transición se  desarrollan en orden y los juicios de los casos que implican la  pena capital se llevan a cabo con normalidad". 

     Xiao indicó que el año pasado se perfeccionaron los  procedimientos para los juicios de segunda instancia en los casos  relacionados con la pena máxima, y los de revisión definitiva en  estos casos aplicando criterios unificados. 

     "El Tribunal Popular Supremo ha trabajado para asegurar que la  pena de muerte se imponga sólo a quienes han cometido delitos  extremadamente graves con un impacto social extremo", señaló Xiao. 

 

 

Latest news
Hot news
Related news