Informaciòn Comercial > Economía

Urbanización amenaza tierras de cultivo en China

【 Color Palette:
Publishing Date: 2008-3-3 9:00:22

BEIJING -- La incesante urbanización y  desarrollo del sector inmobiliario han devorado un gran cantidad  de tierras de cultivo en China, poniendo una amenaza al suministro de cereales y desarrollo agrícola en este país más poblado del  planeta, según cifras del Buró Nacional de Estadísticas (BNE). 

     Al 31 de octubre de 2006, las tierras de cultivo de China  abarcaban 121,7 millones de hectáreas, sobrepasando por muy poco  el límite de alarma de 120 millones de hectáreas establecido por  el gobierno, de acuerdo con un informe del BNE basado en el censo  agrícola nacional de 2006. 

     Más de un tercio de las tierras de labranza se ubicaba en el  oeste del país, mientras que tanto el este como el centro de China abarcaba cerca del 22 por ciento del total. El noroeste contaba  con sólo un 17,6 por ciento de tierras cultivables. 

     Las tierras de secano ocupaban más de la mitad de la superficie total, mientras los terrenos de regadío y tierras irrigadas  representaban el 26 y 18,9 por ciento, respectivamente. 

     El gobierno chino ha tomado una serie de medidas para mantener  la superficie de tierras de cultivo. 

     El Consejo de Estado, o el gabinete chino, emitió una circular  el mes pasado exigiendo que cualquier proyecto de construcción que necesite ocupar las tierras de uso agrícola solicite primero la  aprobación oficial. 

     "Ni agua, ni electricidad o gas se proveerán a los proyectos  sin autorización, y ninguna institución financiera tiene permitido ofrecerles préstamos", según la circular.  

     Los residentes urbanos están prohibidos de adquirir suelos  residenciales o viviendas del campesinado, ni comprar apartamentos desarrollados en las áreas rurales por las autoridades locales en  violación de los reglamentos estatales, destaca la circular. 

     El Consejo de Estado también quintuplicó el impuesto sobre el  uso de tierras de cultivo para propósitos no agrícolas y cobró a  las compañías de capital extranjero la misma tasa de impuesto como las nacionales a fin de proteger las tierra de labranza y  controlar el suministro de tierras. Fin 

 

Latest news
Hot news
Related news