Informaciòn Comercial > Economía

Política de inversión exterior de China desalentará a industrias contaminantes y consumidoras de energía

【 Color Palette:
Publishing Date: 2008-3-6 8:00:09

BEIJING -- China ha estado reformando sus  políticas en un esfuerzo por desalentar la inversión extranjera en  empresas muy consumidoras de energía, de elevadas emisiones  contaminantes y con base en recursos, llamadas industrias "chimeneas" . 

     Al presentar hoy un informe de trabajo en la primera sesión de la  XI Asamblea Popular Nacional (APN), el primer ministro Wen Jiabao  dio a conocer la determinación de China para concluir con su postura  como centro global de esas industrias. 

     "Limitaremos o prohibiremos inversión extranjera en proyectos que  son de uso intenso de energía o altamente contaminantes, limitaremos  o prohibiremos la inversión extranjera en algunas áreas de  explotación de recursos y corregiremos las prácticas ilegales para  atraer la inversión extranjera", dijo Wen. "Ampliaremos la extensión  y la profundidad de la apertura de China". 

     La actitud cambiante del gobierno hacia la inversión de ultramar,  que enfatiza la conservación de energía y la protección  medioambiental, tiene por objetivo ser racional y científica. 

     Zhang Yansheng, jefe del Instituto de Economía Exterior afiliado  a la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, dijo: "Debido al  tamaño de la economía china, creo que la comunidad internacional se  beneficiará de los ajustes políticos del país hacia la inversión de  ultramar en términos de recursos, protección ambiental y equilibrio  del comercio global". 

     Bajo la edición revisada del Catálogo de Planificación para las  Industrias de Inversión Extranjera, promulgada por el gobierno en  diciembre, los inversionistas de ultramar son alentados a entrar en  áreas como reciclaje, producción limpia, energía renovable,  protección ambiental y uso eficiente de los recursos. 

     Tienen restringido o prohibido entrar a los sectores de uso  intenso de energía y contaminantes o a ciertas áreas de explotación  de recursos y ya terminaron los descuentos fiscales de exportación  en 1.115 artículos de estos sectores. 

     Zhang dijo que las reglas más estrictas no significan que la  inversión de ultramar no es bienvenida. 

     China ha sido una de las naciones más exitosas en términos de  inversión extranjera en las últimas tres décadas, con una cantidad  pagada el año pasado de casi 74.770 millones de dólares. 

     Zhang descubrió en su investigación que la inversión extranjera  aumentó el uso total de energía en China, aunque mejoró la  eficiencia de energía. 

     El énfasis en las estadísticas respecto al uso de la inversión  extranjera en el pasado, sin embargo, produjo resultados negativos  que no pueden ser ignorados. Algunos departamentos y muchos  gobiernos locales hicieron de la cantidad de inversión extranjera  parte del trabajo de un funcionario. 

     Un reporte emitido a fines de febrero por el Consejo de  Cooperación Internacional de China en Ambiente y Desarrollo reveló  que la cantidad de inversionistas de ultramar que invertían en  industrias contaminantes representaron el 30 por ciento de las  empresas de inversión de ultramar en 1995 --y 84,19 por ciento en  2005. 

     La inversión de ultramar en protección ambiental comprende un  magro 0,2 por ciento del total, según el informe. 

     Las prácticas pasadas de inversión extranjera de China  significaron que había esencialmente subsidiado a los consumidores  extranjeros con sus recursos y materia prima, pero que había quedado  con enormes cantidades de contaminación, dijo Ren Yong, subjefe del  centro de investigación de política ambiental y económica de la  Administración Estatal de Protección Ambiental. 

     En Qingdao, un sitio turístico de verano de la costa oriental, el  gobierno de la ciudad no había aprobado ni una instalación de  industia pesada de inversión de ultramar desde la segunda parte de  2006. Sun Hengqin, subdirector del buró de economía extranjera y  comercio de la ciudad de Qingdao, dijo: "Ya no es la época en que  entre más inversión de ultramar era mejor, ya somos más selectivos". 

     Zhang dijo que China ha entrado a una nueva etapa de perspectiva  del uso de la inversión de ultramar. 

     "Se pondrá gran atención a la calidad de la inversión de ultramar  y su armonía con la estrategia de desarrollo económico general de  China", señaló. 

     Añadió que los inversionistas de ultramar deben ubicar centros  para investigación y desarrollo, operaciones y logística aquí en  China, en lugar de mudar sus "chimeneas". 

     Los controles más estrictos no han disuadido a los inversionistas,  al menos hasta ahora. China tuvo 11.200 millones de dólares USA de  inversión de ultramar pagada en enero, alrededor de 110 por ciento  más anualmente. 

     Philip Tong, presidente de la asociación de empresas de inversión  de ultramar en Shunde, una ciudad en el delta del río Perla, dijo  que las reglas del juego han cambiado. Tong, que también opera un  negocio de partes de autos en Hong Kong, añadió: "Debemos  apresurarnos a saber cómo adaptarnos a la situación cambiante". Fin 

Latest news
Hot news
Related news